Saltar al contenido

Nota Editorial

Nota Editorial

Mónica Patricia Larrahondo[1]*

“Consentimiento y Apuesta” es el título de este segundo número de Alcarraza. Cuadernos de psicoanálisis de la NELcf-Cali; pero también son los significantes que resonaron a lo largo del trabajo de esta sección de Escuela recorrido en los años 2022 y 2023. Consentir a la experiencia analítica, a su práctica y a su clínica ha sido nuestra apuesta como trabajadores decididos en hacer existir la clínica psicoanalítica en nuestra comunidad. El ADN de este número es la clínica, recordando con Freud que en relación al clínico psicoanalista hay al menos dos: el que se encuentra cuerpo a cuerpo con el paciente en su práctica; y aquel que formaliza sobre lo acontecido en dicho encuentro.

Como las alcarrazas, lo decantado en este número no responde al todo, pero es la marca escrita de aquel trabajo recorrido que refresca los principios de la práctica lacaniana. Como bien lo plantea Elvia Cuaspa en la presentación del libro El color del vacío de Francisco Pisani: “se escribe desde la pregunta sin respuesta, desde la incertidumbre, desde el color del objeto perdido y nunca recuperado, desde la letra como litoral entre saber acumulado y sentido gozado, desde la huella y su borramiento, desde el vacío y la plenitud, desde lo femenino como centro y ausencia”.

Entonces desde la letra como literal, encontramos que en Orientación Política se reactivan las preguntas ¿por qué y para qué el pase?, ¿por qué es importante estudiar los testimonios de fin de análisis en una sección de Escuela? Las respuestas, nunca acabadas, se hallan en los poros de quienes han consentido a dejarse enseñar por los testimonios del pase. En este apartado el lector podrá encontrar las marcas que dejaron dos Tardes de Escuela donde se trabajó el primer testimonio de Marcela Almanza, Analista de la Escuela Una (AE) en el período 2021-2024. Se trata de reseñas elaboradas por Mónica Larrahondo, quien además de ser psicoanalista miembro de la NELcf y de la AMP, es una analizante que escucha, se pregunta, lee y escribe aquello que resonó en su comunidad de trabajo. Nunca se escribe de manera imparcial, en un texto siempre se escabulle la enunciación de quien ha consentido a dejarse enseñar. Consentimiento y apuesta fueron, de hecho, significantes que se extrajeron a partir de estas dos conversaciones políticas. Consentimos a dejamos enseñar por el testimonio, y a que el mismo “haga agujero en lo que cada uno cree saber, en su saber supuesto”. Pero también apostamos por volver acto la importancia del pase en una sección de Escuela. La enunciación del parlêttre se encuentra presente en cada uno de los trabajos aquí recopilados.

En La práctica analítica encontramos lo presentado en el “I y II Taller de casos clínicos” por María Cristina Giraldo, A.M.E, analista miembro de la NELcf y de la AMP. Ambos talleres fueron realizados por la NELcf-Cali en los años 2022 y 2023 respectivamente. En ninguno de ellos se trató de enseñar la realización de un formato clínico universal para la construcción de un caso; en su lugar, se sentó la base epistémica-política y clínica presente en la construcción de un caso clínico desde la orientación lacaniana. Se recuerda que “caso” proviene del latín casus, “lo que cae, la sorpresa, la contingencia, lo que irrumpe, el acontecimiento imprevisto, el punto en el que la demanda puede llegar a formularse a partir del trauma y constituirse en una urgencia subjetiva”. Aquí el clínico formaliza en la escritura aquello que cae, intenta hacer legible la lógica del caso y el tramo de un analizante en su experiencia analítica. En su trabajo, María Cristina recuerda la importancia que tiene en la formación de un analista el consentimiento a dejarse enseñar por cada caso en su singularidad.

En el apartado sobre el Cartel se privilegiaron dos productos que bordearon preguntas relativas a la práctica analítica. El primero de ellos, escrito por Manuel Moreno, asociado a la NELcf-Cali, tiene por rasgo la transferencia y el deseo del analista, cuyo recorrido arriba a un tercer elemento que atañe a la presencia del analista. El segundo, escrito por Elvia Cuaspa, también asociada a la NELcf- Cali, tiene por rasgo el objeto a y el cuerpo hablante en un testimonio de pase.

En Recorridos se transitan los pasos dados en el Ciclo de Estudios de Psicoanálisis (CEP) en el año 2023, cuyo título fue la pregunta “¿Cómo opera el psicoanálisis? Aquí se hallan las clases dictadas por dos invitadas, ambas analistas miembros de la NELcf: Ana Eugenia Viganó, AME, actual Presidente de la NELcf, quien retoma la distinción fundamental entre una práctica psicoanalítica de orientación lacaniana y otras psicoterapias, haciendo especial énfasis en la interpretación. Ella nos recuerda que, a diferencia de otras psicoterapias donde interpretar es descifrar, la práctica lacaniana pone el acento en “cernir el significante como fenómeno elemental del sujeto”. De lo que se trata es que las palabras proferidas por un analista “resuenen en lo que está escrito como si fuera la primera vez”. Otra invitada que tuvimos en el CEP fue Clara María Holguín, AME, analista miembro de la NELcf y de la AMP, quien realiza un riguroso trabajo alrededor del deseo del analista, operador fundamental del acto del analista. Clara se pregunta: ¿cómo un analizante tiene ganas de volverse analista, especialmente cuando se trata de consentir a la posición del resto? afirma que la formación del analista, el “ser” analista no se produce en la práctica, sino en la propia experiencia analítica. Es allí donde ocurre el pasaje lógico que va del discurso del inconsciente al discurso del analista. Y Clara finaliza diciendo que el deseo del analista supone un “saber leer de otro modo”, un “saber cortar”.

En Recorridos también están presentes los trabajos de algunos integrantes de nuestra sección como: Sandra Rebellón, asociada a la NELcf-Cali, quien trabajó sobre la transferencia; Jaime Castro, miembro de la NELcf y de la AMP y Gloria Irina Castañeda, asociada a la NELcf-Cali, quienes trabajaron alrededor de la interpretación como uno de los instrumentos a través de los cuales opera un analista. Después de transitar estos Recorridos, el lector entenderá porqué Lacan en “Dirección de la cura y los principios de su poder” plantea el anudamiento Táctica (interpretación), Estrategia (Transferencia) y Política (deseo del analista), como cuestión fundamental en la operación analítica.

Finalmente, la sección a-leer en nuestra biblioteca tiene como puerta de entrada el trabajo presentado por Robinzon Caicedo en el lanzamiento del primer número de Alcarraza, antesala que sirve para introducirnos a dos acontecimientos importantes en nuestra sección: el primero, la proyección de la película “Primera sesión” de Gerard Miller, documental donde se escuchan las voces de aquellos que han consentido a la experiencia analítica. El segundo, la presentación del libro El color del vacío de Francisco Pisani, colega de la NELcf que reside en Chile. Para la presentación de este libro contamos con la presencia de Edna Gómez, analista miembro de la NELcf y de la AMP, cuyo comentario resuenala orientación política que tuvo este segundo número de Alcarraza: la escritura como marca de goce que imprime el lenguaje sobre el cuerpo, en nuestro caso, el cuerpo de la NELcf-Cali. Por último, encontramos el trabajo de Nuris Martelo, asociada a la NELcf-Cali, quien comparte su reflexión alrededor de un síntoma contemporáneo: las toxicomanías, recordándonos que la omnipresencia del goce constituye un reto en lo social y en la clínica, aspecto sobre el cual habrá mucho que decantar.

Los invito entonces a consentir dejarse enseñar por lo que la lectura de este número puede arrojar.


*Mónica Patricia Larrahondo es psicoanalista en Cali, Colombia. Miembro de la Nueva Escuela Lacaniana del Campo Freudiano (NELcf) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP)